Después de todo el trabajo realizado llega el momento de la cosecha, pero todavía queda una de las partes más importantes si queremos obtener un material de primera calidad, el secado y el curado. Las prisas son comprensibles pero después de tanto tiempo merece la pena tener paciencia, si no eres capaz de esperar por lo menos un par de semanas, intenta consumir los cogollos más pequeños y dejar los grandes más tiempo.

Secado : Una cosa que debemos tener clara es que cuanto más dure este proceso y más lento se realize mejores resultados obtendremos. Después de cortar de las plantas, algunos dicen que a primera hora de la mañana y otros que después de un buen día de sol, debemos dejar secar los cogollos para que pierdan parte de la humedad y con ella la clorofila, para ello después de quitarles las hojas grandes colgaremos las matas en un lugar fresco, ventilado y oscuro, donde la humedad no supere el 50% ni baje del 40% y con una temperatura comprendida entre los 15º y los 24º C. Para garantizar las condiciones optimas de este proceso es imprescindible un termohigrómetro con memoria de máximos y mínimos.

Dependiendo de las condiciones climáticas el proceso de secado puede llevarnos entre 1 y 2 semanas, debemos dejar que los cogollos conserven como un  10% de humedad para pasar al siguiente punto. Para saber el momento adecuado podemos fijarnos en las ramas dentro  de los cogollos, deben partirse, no doblarse, pero tampoco del todo, si queda un hilo en medio será el momento óptimo.

Con estas cajas haremos un curado excelente

Curado : Llegar a este punto es para los pacientes y más sibaritas, los que de verdad disfrutan con un buen sabor y un buen colocón. Una vez secada la marihuana haremos el manicurado final, dejando sólo los cogollos y quitando las hojas y las ramas. Luego introducimos los cogollos en botes de cristal con cierre hermético que iremos abriendo en periodos de 10 minutos cada día para renovar el aire. Es importante no rellenar el bote del todo para que el aire circule convenientemente entre los cogollos. Después de un par de semanas de curadopodremos catar el maravilloso resultado de todo nuestro trabajo.

Cuidado con los hongos!!
Es importante estar pendiente y revisar los cogollos durante todo el proceso ya que es en este momento en el que puede aparecer brotitis, un hongo que convertirá toda tu cosecha en basura, si se detecta, debes erradicarlo de la zona afectada inmediatamente.

Categorías: General

2 comentarios

francisco tovar · 29 octubre, 2011 a las 8:38

Son buenos los tarros metálicos para la conservación de la cosecha después del secado?

    Marihuana interior · 29 octubre, 2011 a las 8:42

    Tengo un colega que usa los botes donde vienen las papillas, de metal con tapa de plástico y parece que va bien, si no tienes de cristal puedes probar, pero donde mejor se conserva y menos sabor pierde y conserva por la experiencia, es el cristal, en plástico nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *