Como ya hemos comentado en otras entradas de este blog, si queremos mantener un ciclo continuo y asegurarnos siempre una buena genética tenemos que recurrir a los clones, lo que se conoce como esquejes. Lo positivo de la clonación es que todas las plantas que saquemos de una madre van a tener las mismas características lo que nos permite un mayor control de nuestros cultivos.

Para hacer esquejes una vez seleccionada una madre debemos cortar un tallo apropiado en una angulo de 45%, si queremos podemos dejarlo un rato en un vaso de agua mientras realizamos el resto de tareas para que se vaya hidratando.

 

Hacer esquejes marihuana

En la imagen superior se pueden ver todos los elementos necesarios para clonar nuestras plantas favoritas.

Agarramos por el tallo y le quitamos las hojas de abajo, dejando un tallo largo, también podemos hacer una pequeña incisión en la parte inferior del tallo para favorecer la aparición de las raices, a continuación damos un baño en gel de clonación e introducimos el esqueje en un jiffy. Debemos mantenerlos húmedos durante la primera semana, para ello lo mejor es usar un mini invernadero o propagador, que abriremos periódicamente para rociar con agua. Lo ideal es mantenerlos con un fotoperiodo de 18/6 y una humedad relativa alta.

 


1 comentario

hildavelasquez · 7 octubre, 2012 a las 23:26

me parece muy bien me gustaria hacer mi propio minicultivo para preparar una crema caliente para mis piernas.si pueden mandarme un correo con el precio de la minima cantidad desemilla que me puedan vender seria maravilloso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *